El seguro de cumplimiento es un contrato de seguros celebrado entre una compañía de seguros y un tomador, comúnmente denominado afianzado, en el que la aseguradora garantiza el cumplimiento por parte del citado tomador de unas obligaciones contenidas en la ley (disposición legal) o en un contrato.

En el evento de que el tomador no cumpla con dichas obligaciones, por causas que le sean imputables, la aseguradora deberá pagar al acreedor de la obligación, asegurado – beneficiario de la póliza, los perjuicios patrimoniales que se causaron por tal incumplimiento, sin exceder el valor asegurado en la póliza.

Las pólizas de cumplimiento pueden ser:

  • Pólizas de cumplimiento a favor de entidades estatales.
  • Pólizas de cumplimiento a favor de entidades particulares.
  • Disposiciones legales.
  • Cauciones judiciales.

Cabe aclarar que las pólizas de cumplimiento no existen condiciones únicas, ya que cada aseguradora puede redactar sus pólizas de conformidad con su criterio y políticas propias de asunción de riesgos.

 ¿Cuáles son las características generales del seguro de cumplimiento?

  • Terminación unilateral:
    En general, los seguros pueden ser terminados unilateralmente por cualquiera de las partes que intervienen en su celebración, ya sea el tomador o el asegurador. Pero el seguro de cumplimiento, al procurar precisamente garantizar una obligación de una persona (afianzado) en favor de otra (beneficiario), no puede ser terminado unilateralmente por ninguna de las partes, ya que esto dejaría sin garantía al beneficiario.
  • Terminación automática por mora en el pago de la prima:
    La ley ha previsto que el contrato de seguro termina automáticamente por mora en el pago de la prima (Artículo 1066 del Código de Comercio). No obstante, en el seguro de cumplimiento expedido a favor de las entidades estatales, por expreso mandamiento del inciso tercero, del numeral 19, del artículo 25 de la ley 80 de 1993, la terminación automática por mora en el pago de la prima no opera.
  • Carácter indemnizatorio:
    El contrato de seguro tiene carácter indemnizatorio, tal como lo señala el artículo 1088 del Código de Comercio, es decir, el valor que se pague como indemnización en ningún caso puede superar el monto de los perjuicios sufridos, pues el seguro no puede ser fuente de enriquecimiento.
  • Límite máximo de responsabilidad: 
    El valor asegurado en la póliza, será el límite máximo de responsabilidad asumido por la compañía de seguros, tal como lo señala el artículo 1079 del Código de Comercio. Por ello, no gozarán de cobertura los perjuicios sufridos cuando tales perjuicios excedan dicho valor asegurado.
  • Subrogación:
    La subrogación es una figura jurídica (artículos 1666 y siguientes del Código Civil), que permite a quien ha asumido una obligación ajena, recuperar lo dado o pagado por dicho concepto. En el contrato de seguro, la ley específicamente consagra esta figura en el artículo 1096 del Código de Comercio.Por lo anterior, cuando una compañía de seguros paga la obligación del tomador o contratista, puede, por ministerio de la ley recuperar de él, el monto de la indemnización pagada.

¿En general, qué no está cubierto por una póliza de cumplimiento?

Los eventos que no se adecuen al amparo indicado en el objeto, carátula de la póliza y los expresamente excluidos.

Principalmente aplican las siguientes exclusiones:

  • Fuerza mayor o caso fortuito: se trata de eventos irresistibles o imprevisibles, en los cuales no se presenta culpa o responsabilidad del afianzado, por ejemplo, hechos de la naturaleza como terremotos, huracanes, etc.
  • Causales de exoneración de responsabilidad del afianzado/garantizado: se trata de circunstancias en las cuales no existe culpa del afianzado/garantizado, porque se generó el incumplimiento por razones ajenas a su control, tales como la culpa exclusiva de la víctima o la culpa de un tercero.
  • Responsabilidad Civil Extracontractual: este tipo de responsabilidad se genera cuando se causan daños a las personas, pero no por el incumplimiento de una obligación específica contenida en la ley o en un contrato, sino por la violación al deber general de prudencia y al principio universal de no causar daño a otros.

Este tipo de perjuicios al no estar relacionados con el contrato, no está cubierto por la póliza de seguro de cumplimiento. De otra parte, se trataría de daños causados a una persona diferente a la entidad contratante beneficiaria de la póliza que, por ello, no cuenta con cobertura dentro de la póliza de cumplimiento.

¿Qué es el valor asegurado?

El valor asegurado es el límite máximo de responsabilidad del asegurador. En ningún caso el valor de la indemnización puede superar esta cuantía.
El valor asegurado estará compuesto por la suma de todos los amparos que se incluyen en la póliza.

¿Qué es el siniestro?

El artículo 1072 del Código de Comercio define el siniestro como “(…) la realización del riesgo asegurado”.

Así las cosas, dado un incumplimiento imputable al afianzado/garantizado que genere perjuicios patrimoniales al asegurado, debe entenderse causado el siniestro el cual dará lugar a la obligación actual de la aseguradora de indemnizar los perjuicios causados.

¿Cómo es la reclamación?

Pese a que no existen condiciones únicas, ya que como señalamos cada compañía goza de libertad para diseñar sus pólizas, en general, las reclamaciones en la pólizas de cumplimiento expedidas a favor de entidades estatales, deben cumplir un procedimiento que está establecido en los contratos de seguro y que podemos resumir así :

  • La efectividad de las garantías está sujeta al cumplimiento de los procedimientos y trámites propios de los actos administrativos, pues siempre el siniestro deberá ser declarado mediante uno de dichos actos administrativos, los cuales en algunos casos, implicarán la utilización de las cláusulas excepcionales al derecho común, como lo es la declaratoria de caducidad.
  • Por ello, deberá expedirse una resolución que declare el incumplimiento, contra la cual proceden los recursos propios de la vía gubernativa, para esta clase de actos.
  • La resolución que declare el incumplimiento debe ser notificada al garante, dando cumplimiento a las normas propias de la notificación de los actos administrativos, pues de lo contrario no le sería oponible, al violarse su derecho de defensa. La aseguradora, frente a esta resolución puede oponer a la entidad estatal las excepciones derivadas del contrato estatal, propias del tomador; al tiempo que podrá a su vez oponer las razones o excepciones que le sean propias, derivadas del contrato de seguro.
  • Así, una vez en firme al acto administrativo y agotada la vía gubernativa, la entidad estatal debe enviar al garante una comunicación en la que presente formalmente la reclamación, acompañada de una copia del acto administrativo que declara el incumplimiento y de aquel que da por terminada la vía gubernativa, así como del acto de liquidación del contrato, en los casos en que se requiera la liquidación para establecer el valor o porcentaje de incumplimiento.
  • Una vez recibida la reclamación, la compañía de seguros deberá proceder al pago, en el plazo previsto en la ley para ello, es decir, dentro del mes siguiente a aquel en el cual se le remita la reclamación formal antes mencionada (artículo 1080 del Código de Comercio). Sin embargo, el asegurador intente impugnar el acto administrativo ante la jurisdicción propia del contrato, es decir, la jurisdicción de los contenciosos administrativo.

¿Cómo se efectúa el pago?

Una vez efectuada la reclamación y tras realizarse una verificación del siniestro amparado por parte de la compañía de seguros, como hemos mencionado, la compañía debe proceder al pago de la indemnización.

Este pago podrá realizarse, de acuerdo con el artículo 1110 del Código de Comercio, en dinero o mediante la reposición, reparación o reconstrucción de la cosa asegurada a elección del asegurador.

Así la aseguradora puede escoger, cuándo procede, si prefiere el pago en efectivo, la reposición de la cosa asegurada o su reparación.

En este punto conviene precisar que el asegurador que decide pagar por reposición, reparación o reemplazo, no sustituye al afianzado/garantizado, no se trata de una cesión del contrato originalmente incumplido, se encuentra simplemente pagando su obligación y, por ello, contra la aseguradora no proceden las sanciones propias de los afianzados/garantizados.

¿Qué es la prescripción?

De acuerdo con el artículo 1081 del Código de Comercio, la prescripción de las acciones derivadas del contrato de seguro podrán ser ordinaria y extraordinaria.

“La prescripción ordinaria será de dos años y empezará a correr desde el momento en que el interesado haya tenido o debido tener conocimiento del hecho que da base a la acción”, dice la norma.

Agrega que “la prescripción extraordinaria será de cinco años, correrá contra toda clase de personas y empezará a contarse desde el momento en que nace el respectivo derecho”.

Para el caso de una entidad estatal que pretenda hacer efectiva la garantía única de cumplimiento, debe contar con dos años que empiezan desde el momento en que ocurre el hecho que da base a la acción, el incumplimiento para declararlo así, puesto que la entidad estatal está en la obligación de tener conocimiento del incumplimiento, pues le corresponde el control general del contrato.

Una vez declarado el incumplimiento dentro del plazo antes señalado, es decir, emitido el acto administrativo y cumplidos los procedimientos propios de la reclamación, se podrán adelantar los trámites propios de la vía gubernativa, por parte del contratista y de la compañía de seguros, ambos interesados en definir si en efecto existió un incumplimiento o no fue así.

Si se agota la vía gubernativa, es decir, en firme el acto administrativo que declara el incumplimiento y hace efectiva la garantía, la entidad estatal podrá hacerlo efectivo mediante el procedimiento previsto por la ley para tal efecto, teniendo en cuenta los plazos previstos en la ley para la prescripción y para la pérdida de fuerza ejecutoria de los actos administrativos.

Tomado de: Fasecolda.

http://www.fasecolda.com/index.php/ramos/cumplimiento/preguntas-frecuentes/

Dejar un comentario